Open navigation

¿Cómo puedo viajar de forma sostenible?

¿Cómo puedo viajar de forma sostenible?

¿Cuánto cuesta ir de Bruselas a Grecia?

Sobre los 400 euros. Simplemente tienes que coger el avión y, en cuatro horas, podrás disfrutar de unas impresionantes aguas cristalinas. Pero este viaje también produciría 0,89 toneladas de dióxido de carbono. Es una cantidad increíblemente alta de contaminación, sobre todo para los pocos días que vas a pasar allí.

Es una cantidad de contaminación que Adae Charlier, una estudiante belga activista de la lucha contra el cambio climático, quería reducir para su viaje de fin de curso. No obstante, ella quería viajar a Grecia y estar con sus compañeros de clase, así que se le ocurrió una solución: decidió viajar en tren y en barco. La cantidad de contaminación producida por esos medios de transporte es muy inferior a la producida por los aviones. Le iba a costar mucho tiempo llegar, pero tendría la oportunidad de disfrutar del paisaje europeo y seguir haciendo lo que quería, pero sin contaminar tanto.

El cambio no solo depende de ella o de Greta Thunberg (activista sueca del clima), sino de todos nosotros. Con unos pequeños gestos diarios, podemos reducir la cantidad de residuos que producimos. Lo mismo sucede cuando se viaja.

Estos son algunos consejos para evitar la producción de residuos durante el viaje:

  1. Usa una cantimplora. Cada año se fabrican 89.000 millones de botellas de plástico, lo cual tiene un impacto negativo en el medio ambiente y podría evitarse fácilmente. Las cantimploras no solo son más ecológicas, sino también más económicas. El agua del grifo es gratis y está disponible en casi todas partes. Encontrarás una gran variedad de diseños y formatos. Si te preocupa que el agua se caliente cuando viajes por el sur, busca una botella de acero inoxidable que mantenga el agua fresca.

  2. Transporte. Cuando se hace un viaje de larga distancia, siempre es mejor para el medio ambiente usar un transporte terrestre que un avión. Pero si vas a visitar una ciudad, también puedes probar a moverte en bicicleta. No solo es bueno para el medio ambiente, sino también para tu salud. Hoy en día, casi todos los países tienen sistemas para compartir bicicletas en las grandes ciudades. Esto te permitirá tener también una mayor flexibilidad, ya que no dependerás de los horarios de los autobuses y trenes (con sus correspondientes retrasos). También puedes caminar de un lugar a otro para descubrir lugares recónditos que te perderías si fueras en autobús.

  3. Comida: apuesta por la gastronomía local. Viajar implica descubrir nuevas culturas. Por lo general, el lugar que estés visitando tendrá platos que nunca has probado o que no podrás encontrar en ningún otro sitio (o al menos no tan buenos). Probar la gastronomía local tiene muchas ventajas. En primer lugar, te permite descubrir sabores nuevos y, quizás incluso, volver a casa con nuevas recetas. En segundo lugar, ayuda a la economía local. En los países más turísticos, la mayoría de la gente vive del turismo y sus actividades comerciales. Comer en sus restaurantes en lugar de ir a sitios de comida rápida significa mucho para ellos. Y, por último, contribuirás a proteger el medio ambiente. Por norma general, los establecimientos usan productos locales y frescos. Esto significa que la comida no tiene que viajar desde la otra punta del mundo para llegar a tu plato, lo cual supone una gran diferencia.

  4. Di no al plástico. Dondequiera que vayas, puedes encontrar plástico. La mayoría de las veces, será en artículos de plástico de un solo uso. Este es un desperdicio que puedes evitar fácilmente: sólo di no. El plástico de un solo uso es una tentación que te persigue todo el día: artículos desechables, pajitas, vasos y bolsas de plástico. Al final del día, esto supone una gran cantidad de residuos que podrías haber evitado. En cambio, puedes prescindir de las pajitas y los artículos desechables, llevar una taza reutilizable (al igual que la cantimplora) y traer tu propia bolsa de compras.

  5. Respeta los lugares que visites. Este es otro consejo que deberías poner en práctica en tu día a día. Tira los residuos a la basura, no dejes nada atrás. No hay nada peor que un magnífico paisaje lleno de basura. No querrás ver algo así donde vayas y tampoco los demás. Infórmate sobre el sistema de reciclaje de los países que vas a visitar (ya que a menudo varían de un lugar a otro) y respeta sus costumbres.

Todas estas ideas son muy fáciles de seguir. Dedica un par de segundos a cuidar el planeta. No olvides que un paisaje limpio siempre resulta más atractivo.

¿Ha sido útil esta respuesta? No

Enviar comentario
Por favor ayúdanos a mejorar dejando tus ideas o comentarios